Vehículos prioritarios en servicio de emergencia llevarán luces azules


Los vehículos prioritarios en servicio de emergencia llevarán luces azules

 

La decisión se adopta para contribuir a una movilidad más segura y evitar confusiones generadas por los vehículos lentos

A partir de ahora, las ambulancias llevarán luces azules. Igual que los vehículos de otros servicios de emergencia, o que los coches de policía, que ya las habían llevado hasta ahora. Así se recoge en la Orden Ministerial PCI/810/2018 publicada en el BOE, en la que se modifican varios anexos del Reglamento General de Vehículos. Entre ellos, el uso de las luces por los vehículos de emergencia.

Hasta ahora, los conductores asociaban la luz azul con los coches de policía, y el resto de vehículos prioritarios (extinción de incendios, protección civil-salvamento y asistencia sanitaria) contaban con la luz de color amarillo auto.

Aun así, el amarillo auto también es el color de los vehículos lentos que constituyen un obstáculo en la vía por estar parados o estacionados o circular a escasa velocidad mientras realizan un servicio o trabajo. Según la DGT, para no generar confusión, se ha adoptado la decisión de incorporar la luz azul en el resto de vehículos de emergencia.

De hecho, según la DGT, el uso de la luz amarillo auto hacía que se generase alguna confusión entre los usuarios “al no identificar de forma clara que los vehículos de extinción de incendios, asistencia sanitaria y protección civil-salvamento eran vehículos prioritarios en servicio”.

 

Así pues, las luces de color azul ahora se reservan para la señal luminosa de todos los vehículos prioritarios en servicios de emergencia, y el amarillo auto para la de los vehículos que constituyen un obstáculo en la vía para contribuir a una movilidad más segura.

Además, España se iguala así a la normativa existente en la mayoría de países de la Unión Europea, donde el color azul también es el escogido para los vehículos prioritarios.

La transición se va a hacer de forma progresiva, y la Orden Ministerial concede un plazo de dos años para que los titulares de vehículos afectados cambien el color amarillo auto de sus dispositivos luminosos por el azul.