Lugares donde NO puede realizarse un cambio de sentido


El cambio de sentido es una maniobra que puede realizar cualquier conductor. Implica invertir el sentido de la marcha con nuestro vehículo. Es decir, dar media vuelta realizando un giro de 180 grados, para continuar circulando por la misma calzada pero en sentido contrario al que se llevaba. Para ello, el Reglamento General de Circulación nos explica cómo debe realizarse y los lugares donde está prohibido realizar el cambio de sentido.

A pesar de que se trata de una maniobra sencilla puede entrañar mucho peligro. Por seguridad, incumplir dicho precepto reglamentario, salvo justificación, está catalogado como infracción grave, es decir multa de 200 euros y, además, la pérdida de 3 puntos si se pone en peligro a otros usuarios de la vía. Repasamos la forma de realizar correctamente un cambio de sentido con los consejos de la DGT.

¿Cómo debe realizarse el cambio de sentido de la marcha?

Empecemos llamando la atención sobre algunas señales conocidas que hablan sobre giros y prohibiciones. Tanto la señal R-304 (abajo a la izquierda) como las R-302 y 303 (derecha) impiden el cambio de sentido.

El motivo suele ser de seguridad, por ejemplo la falta de visibilidad en un estrechamiento, un cambio de rasante o para reforzar una línea continua.

senales-r-302-303-304

Por tanto,  si nuestra intención es cambiar el sentido de la marcha, primero necesitamos saber dónde podemos hacerlo con seguridad para evitar una colisión o alcance con otro vehículo. Es decir, continuar recto hasta encontrar el punto de giro seguro.

Cuando lo encontremos, y llevemos a cabo la maniobra, se recomienda ceñirnos a los bordes de la calzada si está de un solo sentido (para tener más ángulo de giro) y colocar el vehículo en el lugar o carril adecuado.

Además de lo anterior, si queremos invertir el sentido de la marcha, la DGT obliga a  los conductores a:

  • Elegir un lugar adecuado para efectuar la maniobra;
  • interrumpir la vía lo menos posible;
  • señalizar la maniobra con antelación;
  • comprobar que no se va a obstaculizar ni poner en peligro al resto de usuarios.

cambio-sentido-circulacion

El Reglamento General de Circulación aclara dos cuestiones para no dejarse nada en el tintero. La primera es que obliga a los conductores a salirse de la calzada por el lado derecho en los casos de que se prevea que se va a tardar en efectuar la maniobra o se impida continuar la marcha de los vehículos que circulan detrás. Y, la segunda, utilizar las señales con las que el conductor del vehículo debe advertir su intención de cambiar el sentido de su marcha.

Las señales ópticas del vehículo van más allá de los intermitentes y los desplazamientos laterales. Si nuestra intención es realizar una frenada brusca para apartarnos a la derecha antes de hacer la maniobra, también debemos advertirlo mediante las luces de emergencia. Luego, en la maniobra de cambio de sentido, será necesario utilizar la luz indicadora de dirección correspondiente al lado hacia donde se va a realizar el desplazamiento del vehículo.

¿Dónde está prohibido realizar el cambio de sentido de la marcha?

Por seguridad, el cambio de sentido de la marcha se prohíbe en los siguientes casos:

  • En toda situación en que no podamos verificar la seguridad de la maniobra;
  • en los pasos a nivel, en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal de túnel, en los que es peligroso;
  • en las autopistas y autovías, salvo si encontramos indicaciones para hacerlo con un cambio de nivel;
  • en general, en todos los tramos de la vía en que esté prohibido el adelantamiento, salvo que el cambio de sentido esté expresamente autorizado. En el caso de abajo claramente no lo estaba, ¡era muy peligroso!

A menudo los conductores, por ahorrarnos unos pocos metros y algunos minutos, ponemos en riesgo nuestra vida. En el caso que nos ocupa, haciendo cambios de sentido allí donde no podemos garantizar nuestra seguridad. Si somos pacientes, seguro que encontramos salidas de la carretera o intersecciones próximas donde invertir el sentido de nuestra marcha.

En caso de duda, la recomendación general es continuar hacia delante hasta que veamos que la maniobra será segura. Si lo que buscas es adelantarte a los peligros de la vía que tenemos por delante, puedes probar Coyote en tu teléfono móvil totalmente gratis durante dos semanas.

 

Imágenes | iStock/maxsattana, iStock/AGrigorjeva

En MyCoyote.es