Caso práctico: “La reserva”


¿Cuántos kilómetros se pueden recorrer en reserva?

Pregunta de Javier S. ayer por la tarde en Autoescuela Aneto

¿Cuántos kilómetros puedes hacer, cuando el testigo del combustible se enciende? La situación es urgente pero no es crítica o de emergencia. Si acabas de ver cómo el indicador se ilumina, tienes margen para buscar soluciones. Te explicamos cuanto margen tienes.

Javier S. preguntó ¿cuántos kilómetros puedes recorrer con el combustible de reserva?  la realidad es que depende de algunos factores, pero como norma general puedes contar con que, al menos, tienes que poder circular otros 45 kilómetros, por lo que cuentas con un margen de actuación para buscar gasolinera amplio.

El cálculo de distancia que cualquier vehículo puede recorrer con determinados litros de combustible -en este caso los de la reserva- siempre es aproximado y variable. Detalles como el tipo de recorrido, el estado del tráfico o de la vía, tu forma de conducir o el combustible que uses influyen en esta ecuación de manera determinante. No es lo mismo estar subiendo un puerto que bajándolo, o conducir por ciudad o en autovía, TODOS los factores influyen.

¿Qué significa conducir con la reserva?

Los diferentes modelos de coches tienen diferente tipo de instrumental para informar al conductor que está circulando con el combustible de reserva que todos los tanques incluyen. Este testigo está en forma de aguja, luz, aviso sonoro, etc. en todos los coches y puedes consultar en el manual del tuyo para saber cómo funciona y si tiene diferentes niveles de alerta.

El depósito de cada coche tiene una capacidad diferente para guardar el combustible y en proporción, todos ellos tienen una zona que se denomina de “reserva”. Suele ser un octavo del total de la capacidad (aproximadamente).

Cuando el vehículo detecta que se ha llegado a este nivel de combustible, activa las alertas para que el conductor se dé cuenta de que debe repostar lo antes posible. La reserva no es para usarse a menudo, sino para subsanar situaciones excepcionales u olvidos puntuales en el repostaje, según alertan los expertos.

Hay quien tiene la teoría de: “a menor peso del vehículo, menor gasto de combustible”… la teoría es buena, pero como todas; tiene sus handicaps.

Los mecánicos y los fabricantes de coches recuerdan que circular en reserva no es la mejor idea. El motor sufre este tipo de situaciones y también el propio conductor y/o los ocupantes de su vehículo que se estresan ante la posibilidad de quedarse sin combustible en el peor de los casos. Si te preocupa el ahorro de combustible, usar la reserva no te hará ahorrar, sino todo lo contrario:

  • La bomba de combustible es de las partes de tu coche que peor parada sale si conduces en reserva a menudo. El aire se introduce en el sistema y provoca burbujas que pueden ser muy peligrosas y originar averías.
  • Los inyectores también sufren cuando conduces con el combustible de la reserva, ya que presenta más impurezas y suciedad acumulada al fondo del tanque.
  • Los filtros tienen que contener la suciedad que llega al usar el fondo del depósito, por lo que, si a menudo lo apuras, el ciclo vital de tus filtros será más corto.

¿Qué hacer cuando la luz de reserva se enciende?

Cuando la luz de alerta se enciende, es porque has entrado en la zona de reserva de tu depósito y lo más evidente es buscar y parar a repostar lo antes posible. Sin embargo, si la situación no es fácil porque estás en una carretera con pocas áreas de servicio por ejemplo o en una zona más aislada y en carreteras menos convencionales, también se recomienda apostar por la eficiencia para estirar la reserva lo máximo posible y no quedarte tirado:

  • No te dejes llevar por los nervios y conduce con tranquilidad.
  • Intenta mantener una velocidad constante y con marchas lo más largas posible.
  • Atiende a la circulación para evitar acelerones y frenados bruscos, que además de ser peligrosos, te harán gastar el combustible que no tienes.
  • La velocidad no es lo más recomendado para ahorrar gasolina y llegar al surtidor, mejor levanta el pie del acelerador.

En internet puedes encontrar comentarios de conductores que comparten sus experiencias de conducción en reserva, dejando los datos personales de su caso: qué coche tienen y cuántos kilómetros han conseguido recorrer con la luz del testigo de reserva encendida. Puede ser una orientación, pero recuerda que no es una guía fiable, puesto que cada coche está en unas condiciones. La forma de conducir influye y muchos otros detalles particulares que hacen que no sean fiables este tipo de informaciones. También es recomendable conocer algunos trucos y consejos para ahorrar gasolina en la conducción diaria.

A pesar de que seas cuidadoso en tus repostajes y no apures el combustible, hay que ser consciente que hay veces que el contador se estropea o nuestras previsiones de gasto o reportaje fallan, pero en esta situación contar con la mejor asistencia en carretera en tu seguro de coche es el único recurso infalible…. aunque recuerda que no todos los seguros dan soporte al considerarlo un despiste del conductor, que en todo momento debe de saber las condiciones del vehículo que conduce.