Viajar con mascotas: consejos para que no te multen


¿Sabías que el 82% de las mascotas viajan en coche? ¿Y que, de los conductores dueños de animales de compañía, el 50% no conoce las normas para viajar con mascotas? Son conclusiones de una encuesta realizada por el RACE sobre el transporte de animales en coche que, además, alerta de que uno de cada cinco usuarios lleva a su mascota sin la protección adecuada. Otro estudio del RACE sobre el papel de los acompañantes en la conducción sitúa a las mascotas como el tipo de acompañante que más distracciones provoca en el conductor, sólo por detrás de los bebés.

Incumplir las normas conlleva un castigo, y en el caso del transporte de animales en un vehículo equivale a una multa de 80 euros –sin retirada de puntos- cuando viajan sin la adecuada sujeción para evitar que interfieran en la conducción. Esta situación hace referencia al artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación y se considera una infracción leve. Concretamente el texto de este artículo dice lo siguiente:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Esta misma normativa, en el artículo 3, considera infracción muy grave conducir de forma manifiestamente temeraria, y grave hacerlo de forma negligente creando una situación de riesgo, algo que un agente de tráfico de la Guardia Civil puede considerar si el animal viaja en el regazo del conductor o totalmente suelto en el habitáculo. Estos casos conllevan multas de 500 euros y seis puntos en el carnet de conducir, o 200 euros, respectivamente.

¿Cómo mejorar nuestra seguridad y la de los animales cuando viajamos en coche?

Un animal multiplica por 35 su peso en caso de accidente cuando se circula a 50 km/h. A pesar de que la mitad de propietarios de un animal no conocen las normas para su transporte, sí hay una gran mayoría (91%) que considera peligroso, tanto para el animal como para los pasajeros, llevar la mascota sin protección.

En el mercado se pueden encontrar diferentes sistemas de sujeción para que el viaje en coche sea más seguro tanto para los ocupantes como para los animales. Viajar con perros o gatos es lo más frecuente, pero también hay otros tipos de mascotas como roedores o pájaros. La Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC) estima que en España hay más de 13 millones de mascotas que viven en el 49,3% de las familias españolas. Así podemos protegerlos:

Los arneses con doble enganche al cinturón de seguridad del vehículo son el sistema más recomendado para sujetar a los perros. El arnés con un único enganche resulta mucho más frágil porque el mosquetón se rompe con un perro de 22 kilos. Tampoco se recomiendan las correas que se enganchan al collar del animal por varios motivos: no retienen en caso de colisión, pueden provocar lesiones graves en el cuello del animal y permite movimientos libres de la mascota que pueden interferir en la conducción.

En el caso de perros de gran tamaño, lo más aconsejable es llevarlo en el maletero utilizando rejillas divisorias para que el espacio del habitáculo quede totalmente separado del maletero. Para evitar que el animal se mueva por el espacio de carga pudiendo desestabilizar al vehículo, lo más seguro es combinar la rejilla divisoria con un trasportín adaptado al tamaño del perro.

Para mascotas pequeñas la alternativa más segura es el trasportín situado dentro del habitáculo, pero no en cualquier sitio. El trasportín debe situarse sobre el suelo y detrás del respaldo de los asientos delanteros.

 

 

 

 

 

Fuente: https://www.race.es