Ventajas de la comunicación V2V


Coches conectados entre sí; ventajas de la comunicación V2V

¿Qué fabricante no desea cero accidentes y cero víctimas en sus vehículos? La máxima seguridad está entre sus principales objetivos cuando inician el desarrollo de algún modelo nuevo. Los avances tecnológicos y los muchos sistemas de asistencia a la conducción que empiezan a incorporar los vehículos están ayudando en gran medida a una conducción segura. Y en este camino también es imprescindible hablar del coche conectado.

Las comunicaciones entre coches (V2V o Car2Car) y entre vehículos e infraestructuras (V2I) serán clave no sólo para hacer realidad el vehículo autónomo en las carreteras, también para acercarnos a la deseada cifra de cero accidentes de tráfico.

¿Qué información se pueden aportar entre sí los coches conectados?

La posibilidad de que recibas alertas de otros vehículos sobre la aproximación de un atasco, de una placa de hielo o de un accidente cada vez está más cerca. De hecho, en Estados Unidos quieren que el sistema de comunicación ‘vehículo a vehículo’ esté incorporado en todos los coches del país en 2023. Su previsión es que reducirá hasta en un 80% los accidentes de turismos.

  • El V2V, en América a finales de año. Cadillac ya ha anunciado que su CTS Sedán será el primer modelo del mercado americano en incorporar la tecnología V2V (‘vehicle to vehicle’).
  • Algunos de los avances más vanguardistas están ya en las últimas fases de prueba. En octubre de 2016 Ford presentaba la luz de freno de emergencia, que avisa a otros conductores de que se ha producido una frenada imprevista a una distancia de hasta 500 metros para que tomen precauciones. De momento se están haciendo pruebas. Al mismo tiempo trabaja en un sistema que avisa a otros conductores cuando un coche está bloqueado en un cruce cercano o se acerca algún vehículo en servicio de urgencia (policías, ambulancias, bomberos…). El fabricante americano espera que pueda estar funcionando en los coches de serie para 2020.
  • Japón, un paso más adelante: Toyota ya comercializa en Japón tres modelos con un sistema de comunicación entre vehículos y entre vehículos e infraestructura bajo el nombre ITS Connect. El sistema utiliza la frecuencia estándar para ITS (Intelligent Transportation System) en Japón para recibir y compartir datos transmitidos por infraestructuras externas y otros vehículos. Lo que se consigue es ofrecer a los conductores toda aquella información de seguridad que no pueden captar los sensores del vehículo, como información de tráfico e información sobre la presencia de vehículos y peatones en ángulos muertos, incluyendo la aproximación de vehículos de emergencia.