Teoría de carga y sujeción para camiones


Teoría y práctica para camiones, los conductores de camiones y furgonetas tienen una gran responsabilidad en la carretera y su profesionalidad al volante es seguridad para todos. Por ejemplo, en el caso de las furgonetas, es fundamental que lleven bien sujeta la carga. Aquí te contamos cómo y por qué.

 

Sujetar bien la carga de un camión es mucho más que sentido común: La regla número uno es asegurarse de que no vaya a desplazarse. Aquí te presentamos un par de consejos básicos para evitar accidentes.

El principio de física básico es que, cuando un vehículo tiene un accidente, la carga seguirá su dirección original, con independencia del vehículo, a menos que esté sujeta con firmeza y de forma correcta. Para sujetar la carga de un camión hay que tener en cuenta cuatro parámetros muy importantes:
1.- La fricción entre la carga y el suelo del camión
2.- Las dimensiones de la carga
3.- El peso
4.- El centro de gravedad
Según Peter Andersson, Presidente de Mariterm, empresa sueca que imparte cursos a empresas de transporte para que aperendan a sujetar bien las mercancías, “la carga nunca debe deslizarse ni volcarse. De esta manera ocurren los accidentes”. Los ejemplos más peligrosos para un camión cargado tiene lugar con frenazos intensos o repentinos, acelerones fuertes, tomando una rotonda de forma brusca  y en cambios de dirección rápidos. Sin las medidas adecuadas, estos son los momentos más fuertes y potencialmente catastróficos de las fuerzas físicas de la carga.
Además de lo mencionado más arriba, deben tenerse en cuenta otros aspectos a la hora de cargar un camión, como la rigidez de la carga, su distribución y si se trata de un vehículo apropiado para el tipo de mercancía.
Otro punto importante es tener en cuenta si más adelante será transportada en un tren o un barco, medios de transporte con exigencias muy diferentes.
En cualquier caso, no existe riesgo de vuelco lateral o hacia atrás si la altura de la carga es menos del doble del ancho o el largo de la misma.