Siete claves para conducir con calor de forma segura


La ola de calor que atravesamos hace días en España elevó hasta en un 60% las averías, al mismo tiempo que disparó un 18% el riesgo de sufrir un accidente. Está claro, esas temperaturas no son las mejores para conducir, pero vamos a ayudarte a hacerlo con seguridad para la próxima vez que te veas en esa situación. Toma nota.

conducir_sol

El calor extremo es un factor que influye de forma notable en la conducción, elevando el riesgo de sufrir una avería o incluso un accidente. Según los expertos, las temperaturas por encima de los 35º elevan hasta en un 18% la siniestralidad porque por ejemplo, a esa temperatura las reacciones de un conductor son un 20% más lentas que a 25º lo que equivale a conducir con una tasa de alcoholemia de 0,5 gramos por litro de sangre.

En la misma línea, para nuestro vehículo también supone un reto importante circular en plena ola de calor. De hecho, en nuestro país se han regristado este mes un 60% más de averías según los datos del RACE, con reparaciones de fugas en el circuito de refrigeración, la bomba del agua o la del aceite. Por eso nuestros primeros consejos para que conduzcas de forma segura estos días son referentes al cuidado de tu automóvil, pero también te damos unas claves valiosas para que mejores tu conducta al volante.

– 1. Prepara bien el coche: es esencial revisar el nivel de aceite del motor y sobre todo el nivel del líquido refrigerante. Ambos deben de ser correctos y si detectamos un consumo elevado de alguno, nuestro vehículo nos estará alertando de un problema mecánico.

– 2. Revisar la presión de los neumáticos: con la subida de temperatura, es usual que tiendan a desinflarse, algo que además de aumentar el consumo y desgaste irregular, también aumenta el riesgo de sufrir un pinchazo o un reventón en carretera.

– 3. Abrir las ventanillas e incluso las puertas entre 30 segundos y un minuto antes de encender el aire acondicionado. Esto permitirá una refrigeración más rápida del interior.

– 4. En caso de contar con un climatizador, aprovechar la función auto y siempre en torno a los 21 grados. De esta forma lograremos tener una temperatura agradable en todo el vehículo de forma constante, sin picos de frío o calor. En caso de no contar con este dispositivo, regular un flujo de aire constante a una temperatura no demasiado fría.

– 5. Llevar ropa adecuada y transpirable: las prendas para conducir deben de ser ligeras y que permitir una buena ventilación. Eso sí, nunca se deben usar chanclas porque no se sujetan bien al pie y siempre gafas de sol, para proteger los ojos.

-6. Parar como mínimo cada dos horas para descansar y mantener una buena hidratación: El número de errores al volante aumenta notablemente tras este periodo y especialmente en verano, pues comenzamos a deshidratarnos con mayor rapidez. Lo ideal es detener la marcha y tomar un refresco.

– 7. Evitar viajar durante las horas centrales del día: De esta forma evitaremos el calor más intenso tanto para nuestro propio beneficio como para el de nuestro vehículo.