Modo avión y dentro de poco “modo coche”


La NHTSA quiere salvar miles de vidas, con el ‘modo coche’ de fábrica en los smartphone

Muchos accidentes de los accidentes que ocurren tanto en ciudad como en carretera son por causa de las distracciones al volante. Cada día somos más dependientes de los smartphone y la falsa necesidad de estar todo el tiempo conectados nos hace desviar la atención de la carretera para mirar ese whatsapp que nos acaba de llegar.

Como los conductores son incapaces de librarse de esta dependencia ni aunque su seguridad esté en juego, la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA para los amigos, o lo más parecido a la DGT que tienen los EEUU) ha lanzado una solicitud formal a los operadores de telefonía móvil y a los desarrolladores de aplicaciones para que en sus terminales venga instalado de fábrica un modo coche.

Si los conductores no hacen caso, castigados sin teléfono

Texting Driving

Firmas de la talla de Apple o Google han sido instadas por la NHTSA para que en el diseño de los nuevos dispositivos móviles se active un modo de seguridad que sólo pueda ser permita ser operado a través del sistema de conectividad del coche, iniciándose de forma autónoma una vez nos montamos.

El portavoz de la NHTSA también ha recomendado la desconexión automática de algunas funciones (como la reproducción de vídeo, el teclado, buscadores de internet, redes sociales o mensajería) una vez que el teléfono se vincule con el vehículo.

Texting Driving3

Dentro de su sugerencia, no quieren que estas limitaciones en el uso del smartphone sean algo opcional que dependa de la activación del usuario, sino que sean un modo de seguridad que se establezca por defecto una vez que el teléfono detecte que se ha subido en el coche, ya se vincule o no.

El Secretario de Estado para el Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx, ha asegurado que “millones de americanos se ponen en riesgo por culpa de sus teléfonos. Estas recomendaciones son puro sentido común, y ayudarán a los diseñadores de teléfonos móviles a crear productos que contribuyan a la seguridad en la carretera“.

Texting Driving2

Esta iniciativa de la NHTSA es la segunda parte del plan que se inició en 2013 con la petición a los fabricantes de vehículos a instalar sistemas de integración con el smartphone en sus coches, incrementando el número de modelos que salían del concesionario con Apple CarPlay o Google Android Auto.

Apoyándose en estos sistemas se quiere estandarizar un uso del teléfono a través de los interfaces del vehículo, pero siempre de una forma limitada, con indicaciones verbales y sin apartar la atención de la carretera.

La NHTSA calcula que en el 10% de los 35.092 accidentes mortales ocurridos en EE.UU. en 2015 hubo distracción. A consecuencia de estos accidentes se perdieron 3.477 vidas, y el número estimado de implicación en lo 5,6 millones de accidentes sin víctimas es del 16%.

A ver si esta iniciativa llega a Europa, porque las multas parecen una medida a todas luces insuficiente.

Vía | Automotive News        ||    https://es.wikipedia.org/wiki/NHTSA