Consejos para el examen práctico


El examen práctico es uno de los momentos más complicados para el alumno en esto de sacarse el carnet de conducir.

Os vamos a dar unos consejos para que el día del examen vaya mejor y consigáis aprobar:

1. Antes de arrancar el coche.

1- Comprobar que las puertas están bien cerradas.
2-Colocar el asiento de forma que pisando a fondo el embrague la pierna quede semiflexionada, y estirando los brazos las muñecas se encuentren a la altura de la parte superior del volante. El respaldo vertical y no tipo tumbona.
3- Colocar los tres espejos retrovisores.
4- Que no se olvide nunca el cinturón.
5- Si está lloviendo (a las primeras gotas) o hay niebla, dar las luces de corto alcance.

 

2. Al dar a la llave de contacto tener pisado el embrague, (pues así, aunque esté metida una velocidad, no hace efecto) y el freno de pie, (pues así, aunque el coche esté en pendiente no se mueve). De esta forma ya podré quitar el freno de mano. (Con mucha frecuencia el alumno se olvida quitar el freno de mano).

 

3. Antes de poner el coche en movimiento, mirar bien que no vienen coches, y una vez que estamos seguros, damos el intermitente, que mantendremos hasta que circulamos con normalidad.

 

4. Al incorporarme a la circulación,  hay que respetar la preferencia de los que vienen circulando por la calle, es decir, no hacerles frenar. Por lo tanto, tengo que iniciar la marcha con decisión y rapidez para no hacer frenar a los otros. Por una parte tengo que valorar la distancia  a la que vienen, pero también la velocidad. Puede ser un tractor agrícola,  que aunque está cerca, como viene muy despacio  me da tiempo a salir, o puede ser una moto rápida que aunque esté lejos, la hago frenar.

 

5. Al cambiar de velocidad, hay que pisar el embrague a fondo (todo que se pueda, hasta abajo del todo). No se hace a la vez el pisar el embrague y cambiar de marcha, sino que primero se pisa embrague, y después se cambia de marcha, dejando  un segundo entre las dos acciones. El cambio se hace sin mirar la palanca de cambio, es decir, sin quitar la vista de la carretera. No se acelera hasta no haber soltado el embrague.

 

6. Cuando circulo, tengo que dejar una separación lateral con otros vehículos, obstáculos y peatones; es decir, no sólo  no chocar, sino dejar un margen de seguridad. Si en un sitio estrecho no puedo dejar mucho margen o separación, lo compenso reduciendo la velocidad.

 

7. Al detenerse en un STOP, un semáforo o cualquier detención previsible, trataré de hacerlo en 2ª velocidad sin poner punto muerto hasta que no haya detenido por completo el vehículo. Al llegar al sitio de la detención, voy pisando el freno para ir perdiendo velocidad, pero el embrague lo piso en el último momento, es decir, cuando queda poco para la detención, cuando  ya no queda más remedio porque con el freno sin embrague se calaría.

 

8. Al llegar a un ceda el paso, si el ceda el paso es complicado, con poca visibilidad, y no voy a controlar bien el coche, lo mejor será reducir la velocidad y meter la 1ª velocidad y así hacerlo con seguridad.
Sí el ceda el paso es fácil, con mucha visibilidad y domino el coche (es decir, que no me domine el coche a mí) lo hago en 2ª velocidad.

Aprende a conducir con nosotros

Cuando el examinador me dice que vamos a realizar una parada para terminar el examen, tengo que buscar un sitio apropiado. No son sitios apropiados los pasos para peatones, las intersecciones (recordar el teórico) y todos los lugares donde esté prohibida la parada. Sí se puede parar en  doble fila, siempre que no haya sitio libre en primera fila. En vía interurbana no se puede  hacer la parada en la parte transitable del arcén, es decir, habría que buscar  un sitio fuera del arcén, salvo que nos autorice el examinador. Una vez realizada la parada, quito el contacto, pongo la velocidad que corresponda (1ª si es rampa o llano y marcha atrás si es cuesta abajo) y el freno de mano.