Cómo detenerse con seguridad


Si va al volante y se ve obligado a detener su vehículo por una de emergencia, es necesario tener las ideas claras antes de actuar: la seguridad de muchas personas está en sus manos. “Debemos ser conscientes del peligro que estamos generando en una detención y pensar en los demás usuarios. Si lo hacemos mal, podemos provocar un accidente muy grave”, explica Juan Ignacio Serena, especialista en Formación Vial de la DGT.

Cuando no tenga mas remedio que detenerse en carretera, hágalo en un lugar seguro, siempre que le sea posible; y si circula por autovía o autopista, salga por la primera salida para evitar riesgos a otros conductores. Recuerde la importancia de señalizar correctamente la posición de su vehículo, encendiendo las luces de emergencia -y posición si es de noche-, situando los triángulos de preseñalización de peligro a 50 metros por detrás (también delante en carreteras de doble sentido) y de forma que sean visibles para los demás a 100 metros. Y tampoco olvide hacerse visible con el chaleco reflectante siempre que abandone su vehículo.

 

 

Si sufre una avería o un pinchazo, no se juegue el físico para reparar su vehículo y llame a su servicio de asistencia en carretera: según un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE), el tipo de atropello con mayor índice de letalidad se produce cuando la víctima está reparando su vehículo.

Por último, evite que sus pasajeros invadan la vía. Y piense que no siempre es aconsejable mantenerlos dentro del vehículo: si queda inmovilizado dentro de la calzada, los ocupantes deben salir y situarse a salvo fuera de la vía.

Y recuerda….

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.